viernes, 8 de julio de 2016

B. F Skinner y la Cura Psicoanalítica

B. F Skinner Psicólogo Conductista en su libro Ciencia y Conducta Humana (1953), menciona que el Psicoanálisis sí puede curar a su manera, sosteniendo que la "técnica psicoterapéutica de Freud, su efectividad radica en que: el terapeuta es una audiencia que no castiga. Para el paciente, el terapeuta es visto al comienzo como un miembro más de una sociedad que ha ejercido sobre él un control excesivo tal como los demás. El terapeuta elude deliberadamente seguir en esa posición: evita cuidadosamente el uso del castigo, no critica, no señala errores en la pronunciación gramática o de la lógica, no agrede cuando a su vez es criticado por el paciente. Además, no sólo no castiga, sino que emite respuestas incompatibles con el castigo: por ejemplo, demostración de amistad frente a la agresión o no dar importancia a la conducta supuestamente reprobable socialmente. Como consecuencia de la ausencia de castigo por parte del terapeuta, la conducta que anteriormente se había reprimido comienza a aparecer. Estas conductas pueden comenzar a aparecer en un nivel interno (por ejemplo, en la imaginación o fantasías), para pasar más tarde a hacerse manifiestas en acciones agresivas hacia el terapeuta. También puede empezar a comportarse de maneras punibles: puede hablar de forma ilógica u ofensivos o blasfemas, o él puede criticar o insultar al terapeuta. El comportamiento puede ser más tarde llevado al nivel manifiesto de mostrar emociones fuertes: él puede tender a llorar, hacer una exhibición de temperamento violento, o "histérica".
Si, a pesar de tal comportamiento, el terapeuta tiene éxito en mantener su posición como nonpunisher (no castigador), el proceso de reducción del efecto de la pena se acelera. Si el terapeuta se mantiene en su posición no punitiva, el proceso de disminución del efecto del castigo se acelerará. El castigo o juicio moral del castigo previo, en presencia de un terapeuta que no refuerce el castigo, hace posible la extinción de algunos de los efectos de la pena. Este es el resultado principal de este tipo de tratamiento. Los estímulos que son generados automáticamente por la propia conducta del paciente cada vez son menos aversivos, es cada vez menos probable que genere reacciones emocionales negativas. El paciente se siente menos mal, menos culpable, o menos pecaminoso".

Siguiendo la explicación de Skinner que da a la Terapia Freudiana, el resultado más importante para Skinner es la extinción de los efectos del castigo (que en psicoanálisis sería modificar el Super-yo y el Ideal del yo) tras la aparición de conductas previamente castigadas, bajo la presencia de una audiencia no punitiva (cambiar el lugar del Otro). Digamos aquí que desde el punto de vista Psicoanalítico, las reglas de neutralidad y de abstinencia esenciales en la técnica psicoanalítica, son requeridas a modo general, y añadamos que, desde la no-punición, la postura del analista es también la de (manteniendo un lenguaje skinneriano) un no premio, más bien, no castiga ni tampoco apremia las conductas.

Es interesante cómo Skinner desde su lenguaje explica el tratamiento Psicoanalítico. Aunque también, eso sí, la terapia analítica engloba otras funciones y técnicas más (recordar, interpretar, señalar, construir hipótesis, etc). Pero ciertamente Skinner le atina para fundamentar unos de los aspectos cruciales de la terapia analítica en cuestión: Evadir el lugar transferencial (imaginario) que el paciente reviste al terapeuta, movilizarlo a referenciarlo a otras posiciones que de avance a los giros transferenciales, salirse de esa "audiencia" del Otro punitivo castrador, sostenerse en el Sujeto Supuesto Saber y no desde el Sujeto con Saber, no aconsejar ni dirigir la vida del paciente, no castigar y apremiar, para así abrir la libertad que busque lo que desee. Aunque Skinner lo explique desde los cambios externos de un no-castigo o corrección, es como bien lo dice Skinner un efecto terapéutico en sí. Dicho esto, esta misma modalidad Clínica que nace y comienza con el Psicoanálisis, también es menester extenderlo a otras terapias posteriores como la Humanista y de ciertas terapias Narrativas que están de moda últimamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada