lunes, 22 de mayo de 2017

Uso Diagnóstico de Trastornos Mentales según Nivel Socio-Económico

Los Trastornos de "Patología Mental y Conductual" que enumera los Manuales rotuladores DSM o el CIE. Debería (des)clasificarse con una Dimensión Extra (dimensión socio-ecnómica) para entrever sus verdaderos criterios o juicios diagnósticos rotulares (en realidad con varias se debería, pero para este ensayo usaremos solo una).
Tal clasificación Diagnóstica debe centrar (revelar) la condición socio-económica que las sustenta. Esto porque cada Diagnóstico es empleado de forma distinta según el estrato económico particular.

En vez de bautizarla o emplear "Trastorno Límite de la Personalidad" o Borderline, debería decir: Trastorno del capitalismo post-industrial con precaria Ley Laboral (solo para clase media y baja existe en su uso rotulador).

En vez de emplear Trastorno Oposicionista-Desafiante (TOD). Diga: Persona bajo un entorno o medio social que no argumenta, no explica, ni discute las reglas del juego, mas sólo, imponiéndolas (sólo en clase media y baja existe realmente su uso rotular en los Manuales).
-Pero en la Clase Alta, serían solamente personas con convicciones claras, asertivos y que pueden ser un líder nato (pero eso prácticamente no se usa en los manuales el TOD en clase alta)

Trastorno Défict Atencional (TDA). Diga: Persona desmotivada y aburrida por el sistema pedagógico caducado en metolodología frente a nuevas tecnologías.  Persona con preocupaciones o angustias que están más atentos a sus problemas socio-familiares que a un aula o sala de clase. Exigencias de rendimiento socio-laboral para ejecutar las tareas sin descanso en su concentración para sus tareas y labores (usado tanto en clase alta, media y baja).
-Persona que está sobre-estimulada por artefactos electrónicos que son los únicos que calman todo tipo de angustia ante una familia negligente que no acoge transicionalmente sus demandas (solo clase alta).

En vez de emplear Trastorno Narcisista. Diga: Trastorno de poseer mucho dinero y libertad económica (clase alta).
-Persona que utiliza Defensa Maniaca ante la pobreza de recursos y ante baja autoestima (clase baja y media respectivamente)

En vez de emplear Personalidad Esquizoide. Diga: Persona retraída por carecer de recursos sociales a causa de la competencia excesiva de escuela o universidad (clase alta y clase media).

En vez de emplear Personalidad Esquizotípica. Diga: Persona con gustos estéticos distintos a la media promedio del consumo publicitario de los medios masivos ( solo en clase media y clase baja)

En vez de emplear Personalidad Histriónica. Diga: Persona extrovertida creativa (clase alta)
Persona que busca aparentar y busca aspiracionalidad (clase media, baja)

En vez de emplear Trastorno Disocial. Diga: Persona que le gusta leer y prácticar la Filosofía anarquista y prefiere el riesgo individual que seguir normas colectivas que no ha sido consensuadas con él, sin permitir participar. (solo en clase alta)
- Persona que no acepta los criterios estatales de Políticas Publicas con la voluntad abierta de acatar sus normas (clase media, baja).

En vez de emplear Trastorno de la Identidad de Género. Diga: Fascismo explícito de la homofobia bajo el biopoder de dominación a los cuerpos, ejerciendo un binario y homogenización de aspiraciones y gustos estéticos. (Sólo para clase media y baja)

En vez de emplear Trastorno de la Personalidad por Dependencia. Diga: Persona que busca un mayor contacto humano como deseo frente a la pérdida de lazos sociales en la post-industrialización (solo usado como diagnóstico en la clase alta y clase media).

Con esto podemos dar cuenta de cómo la asignación Diagnóstica cambia mucho su sentido latente al momento de Diagnosticarse según la esfera social (capital económico propio) que la sustenta. Muchos Diagnósticos de "Patología Mental" OMITEN u ocultan el problema (problemáticas) Social que las sustenta, adjudicando el peso de la carga o responsabilidad de manera individualista y así se desvían las verdaderas acciones de Políticas Públicas en Salud Mental.

viernes, 19 de mayo de 2017

La Castración y el Edipo en Totem y Tabú

Otorgando una re-lectura del Edipo o al Complejo de Castración desde Tótem y Tabú (Freud, 1913). La primera Castración histórica (mitológica si quieren) fue de parte de los hijos contra el padre (dictador, jefe de la horda, etc). La castración nació ejercida por los hijos (el parricidio original).

Ahora, yo pienso que si leemos la Tesis de Freud en Tótem y Tabú, es exactamente eso, los hijos CASTRAN al padre, no al revés. Los hijos se revelan contra el padre, matándolo, aquel Lider o Padre que confisca para él todas las hembras, infanticida, el líder déspota sin límites de su Poder, etc.
Sin embargo, es cierto que los hijos se tuvieron que sentir castrados ante el poder déspota del Padre de la tribu o Líder, pero allí, no existe aún ninguna Ley (límite) de transmisión (generacional). Solo habría una dominación sin límite, o, si no, una anteriormente cruda Ley de Talión animalesca.
Luego esos hijos castran a sus hijos para recordar el daño moral de una falta de límites en los cuerpos desde lo social. Este recuerdo en algunos lugares se convirtió en culpa o en un Dios castigador que tenga los mismos poderes sin límites.

Desde el Freud de Tótem de Tabú, no sería: "En el Nombre del Padre" (Lacan). Sería más bien: en "el Nombre del hijo que mató a su padre" (recordemos a Saturno que devoraba a sus hijos).

Más allá si fue cierta la mitología de Freud (matar jefe de tribu, dictador primavera árabe), lo que construye la ética social, es a lo menos, la fantasía de matar al padre (como fundamento de la ética)

La Dialéctica en el Esclavo, es por un lado,  el miedo del Obsesivo de querer (dudar) matar al líder (padre). En cambio, la Histeria no mata, lo seduce hasta la muerte (se convierte en el objeto que desea la misma Ley).

El padre o "en el(los) Nombre(s) de" nunca muere como proceso social (donde allí se desprenden los distintos proyectos y promesas de la salida del Edipo). O le temes-dudas (fobia-obsesión) o le seduces (histeria). Pues matarlo (acabar con la Ley) es matarte a tí mismo bajo el delirio narcisista maníaco (perverso que desmiente la Ley).

Reformulándolo como "en el Nombre del hijo que mató a su padre" Damos cuenta del miedo paterno a ser castrado por su hijo, ser superado por éste (su mismo fantasma de niño).

En conclusión, la Histeria al seducir, no se mancha las manos, procura que otros lo hagan, incluso la misma Ley cae rendida a sus pies, pues ningún objeto es digno de Ley para ella.