jueves, 23 de abril de 2015

Lacan NO ES Freudiano

Lacan en 1977 para el Seminario 24 (XXIV) de su clase 4, dice que "Freud no tenía sino pocas ideas sobre lo que era el inconsciente, pero me parece, que al leerlo, se puede deducir que pensaba que era unos efectos de significante.
El hombre — hay que nombrar así una cierta generalidad, de la que no se puede decir que algunos emerjan, Freud no tenía nada trascendente, era un mediquito que hacia lo que podía para lo que se llama curar, lo que no va lejos — el hombre, pues, no se saca mucho que digamos de este a santo de saber. Eso le es impuesto por los efectos de significante, y no esté cómodo, él no sabe "hacer con" el saber. Es su debilidad mental, de la que no me exceptúo — porque tengo que vérmelas con el mismo material que todo el mundo, con este material que nos habita
."
 En el mismo Seminario 24 en su clase 8, Lacan (1977) menciona que: "Ese inconsciente en el cual Freud no comprendía estrictamente nada, son representaciones inconscientes. ¿Qué es lo que puede ser eso, representaciones inconscientes? Hay ahí una contradicción en los términos: unbewusste Vorstellungen. Yo he intentado explicar eso, fomentar eso para instituirlo al nivel de lo simbólico. Eso no tiene nada que ver con representaciones, este simbólico, son palabras y, en el límite, se puede concebir que unas palabras son inconscientes. No se cuenta incluso más que eso a montones: en el conjunto, ellas hablan sin saber absolutamente lo que dicen. En lo cual el inconsciente no tiene cuerpo más que de palabras.
Estoy embarazado por darme en esta ocasión un papel, pero, para atreverme a decirlo, yo he puesto un adoquín en el campo de Freud, no estoy por eso de otro modo orgulloso, diría incluso más, no estoy orgulloso por haber sido aspirado en esta práctica que he continuado, que he proseguido así, como pude, de la que después de todo no es seguro que la sostenga hasta que me pinche. Pero está claro que soy el único en haber dado su peso a eso hacia lo cual Freud estaba aspirado por esta noción de inconsciente
." (subrayado mío)
 Posteriormente en la misma clase, Lacan aclara: "Es cierto. Freud no tenía la menor idea de lo que Lacan se encontró chamuyando alrededor de esta cosa de la que no tenemos la idea... Puedo hablar de mi en tercera persona. La idea de representación inconsciente es una idea totalmente vacía. Freud golpeaba completamente al lado del inconsciente. Ante todo, eso es una abstracción. No se puede sugerir la idea de representación más que quitando a lo real todo su peso concreto. La idea de representación inconsciente es una cosa loca; ahora bien, es así que Freud lo aborda. Hay huellas de ello muy tarde en sus escritos."
En el mismo párrafo, Lacan explica algunas de sus diferencias con el Psicoanálisis Freudiano:"¿El inconsciente? Yo propongo darle un otro cuerpo, porque es pensable que uno piensa las cosas sin pesarlas. Allí son suficientes unas palabras; las palabras hacen cuerpo, eso no quiere decir para nada que uno comprenda allí nada. Eso es el inconsciente, uno está guiado por palabras con las cuales uno no comprende nada. De todos modos, tenemos el incentivo de eso cuando la gente habla a tontas y a locas, es completamente claro que ella no da a las palabras su peso de sentido. Entre el uso de significante y el peso de significación, la manera en que opera un significante, hay un mundo. Ah! está lo que es nuestra práctica: es aproximar cómo operan unas palabras."
Desde aquí Lacan diferencia su relación a partir de Freud de modo aún más explícito: "Lo esencial de lo que ha dicho Freud, es que hay la más gran de relación entre este uso de las palabras en una especie que tiene palabras a su disposición y la sexualidad que reina en esta especie. La sexualidad está enteramente capturada en esas palabras, ése es el paso esencial que él ha dado. Eso es mucho más importante que saber lo que quiere decir o no quiere decir el inconsciente. Freud ha puesto el acento sobre este hecho. Todo eso, es la histeria misma. No es un mal uso emplear la histeria en un empleo metafísico; la metafísica, es la histeria." (subrayado mío).

Concluyo entonces que frases como: "uds sean lacanianos yo soy freudiano" o "hay que volver a Freud" o "ser lacaniano es lo mismo que ser freudiano" se escucha muchas veces en grupos lacanianos. Se repite hasta el cansancio usando el argumento de una identificación con la autoridad. Me parece el colmo que se siga abusando de dicha autoridad (para evitar flotar en un campo muy distinto al de Freud) y no den cuenta de una mínima lectura crítica de las obras de Freud (para dar cuenta lo distinto e incluso a veces lo opuesto que es Lacan) al momento de decir a modo mecánico esas frases sueltas como sandeces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada